Una politica de calidad exigente


Las calidades estéticas unánimemente reconocidas de los productos Oberflex son el resultado de una rigurosa selección de las más bellas especies de madera procedentes de los mejores proveedores mundiales.

La certificación PEFC garantiza que todas nuestras maderas proceden de bosques gestionados de forma sostenible.

Optimización

Cada lote de hojas de chapa procede de un único y mismo tronco para garantizar la máxima homogeneidad de color y estructura. Gracias a la precisión del corte, un solo tronco permite producir varios miles de metros cuadrados de chapa: por término medio, 1 m3 de madera proporciona 1.500 m2 de chapa.
Comprobación
En la recepción, cada paquete de hojas de chapa se abre manualmente y se verifica a simple vista para desechar las hojas o los lotes no conformes y evitar cualquier defecto estético.

Ensamblaje

Las hojas presentan diferentes estructuras según procedan del corte "radial" o "al cuarto". Después, se clasifican por colores y se juntan de varias formas: regular si se busca un efecto "ebanistería" (motivo simétrico o repetido) o irregular si se busca un efecto "macizo".Las hojas de madera se preparan de este modo antes de recibir el tratamiento específico que las convertirá en un producto Oberflex.

Acabado

En esta fase, las chapas pueden beneficiarse de un tratamiento de superficie que hace el producto muy resistente.

Están disponibles varios aspectos de acabado: mate o satinado, sedoso, arenado o relieve.

Multitud de efectos destinados a responder a las expectativas de nuestros clientes y enriquecer la gama de paneles, a la que es posible añadir perforaciones estéticas y acústicas, estándar o a medida.

Valorización

Una última verificación manual del producto acabado permite desechar todos los productos que presenten un defecto de aspecto o de calidad técnica. Dado que Oberflex no propone una segunda calidad, el desecho se valoriza en nuestra caldera de biomasa, que proporciona a los talleres la mayor parte de su energía.